10 may. 2006

MI HIJO/ A SE COMPORTA DE FORMA AGRESIVA.

Muchos son los factores por los cuales nuestro hijo/a puede mostrase agresivo/a; debido a celos o como fruto de una educación demasiado permisiva, un ambiente psico-social no favorable, malas relaciones familiares o fracaso escolar.
Si la conducta agresiva persiste, se puede tratar de un TRASTORNO DE LA CONDUCTA, es decir, cuando el comportamiento del niño/a genera conflictos en el ámbito familiar, escolar o/ social.


Algunas manifestaciones del niño/a en la famila: conductas agresivas, ya sean de tipo verbal o físicas, pasotismo ante las normas familiares y escapadas, oposiciones fuertes, no entra en razón, se vuelve irritable, con arrebatos.

En el ámbito escolar: bajo rendimiento escolar, suele sufrir expulsiones, y no se adecua a la disciplina del colegio.

Este tipo de trastorno puede iniciarse en edad escolar ( 6 años),, aunque desde pequeño pueden aparecer indicios ( vómitos, rechazo del biberón, anorexia precoz)

En la adolescencia se multiplican los riesgos tanto para el joven como para los padres, ya que las peleas, el abuso de drogas y otros riesgos sociales más, suelen aparecer.

Lo expuesto anteriormente no es más que una ligera idea de lo que este trastorno significa; si existen indicios, lo adecuado sería visitar a los profesiones del centro educativo dónde asiste el niño/a para que nos orienten, y si es necesario acudir al especialista para que le realice un buen diagnóstico.
Las terapias de conducta, la reestructuración cognitiva y la formación educativa de los padres son unas buenas herramientas para paliar esta conducta inadaptada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

MI HIJA ES MUY PREPOTENTE CUANDO HABLA Y CONSTANTEMENTE ES AGRESIVA EL AMBIENTE ES MUY PESADO EN CASA POR ELLA, LA LLEVE A UNA ESPECIALISAT TUVO TERAPIA Y ME DIJO QUE EL FACTOR DEL ORIGEN DEL COMPORTAMIENTO DE MI HIJA ES POR LA AUSENCIA DEL PADRE POR EL CUAL ELLLA CREE QUE TODOS LOS HOMBRES SON MALOS Y PARA A LA DEFENSIVA EN CASA YO SOY DIVORCIADA Y TRATO DE ESMERARME EN LO POSIBLE PARA QUE NADA LE FALTE A MIS DOS HIJAS DEJO DE VIVIR MI PROPIA VIDA, POR DARLE LA MAYOR ATENCION A MIS DOS HIJAS PERO LA MENOR A UN DE TODOS MIS ESFUERZOS TRATA DE CASTIGARME CON SU INDIFERENCIA Y SU PREPOTENCIA CLARO QUE YO NO LE DEMOSTRO DEBILIDAD EN NINGUN MOMENRTO YA NO QUIERE SEGUIR CON LAS TERAPIAS Y NO SE QUE HACER SI DEJO QUE LE PASE O LE INISISTO PARA QUE VAYA A TERAPIA.

ATT
NIEVES