15 may. 2006

MI HIJO/A ES MUY INQUIETO/A

La inquietud en niños/as, es frecuente, sobre todo en edades en las que comienzan a andar y a cogerlo todo. Influye también la personalidad de cada niño/a e incluso el grado de actividad que los padres le inducen.

Si el hijo/a se caracteriza por falta de atención, impulsividad e hiperactividad inadecuadas para el nivel madurativo del niño/a puede tratarse de un trastorno por déficit de atención.

Los padres deben observar con detenimiento si su hijo/a realiza algunas de estas acciones, entre otras, tanto en el hogar como en el colegio.

-Inquietud frecuente.
-Dificultad para estar sentado.
-Distracción frecuente.
-Poco aguante en juegos o situaciones de grupo.
-No escucha lo que se le dice.
-Dificultad para seguir instrucciones.
-Deja actividades sin terminar.
-Responde de forma precipitada.
-Pierde cosas con frecuencia.
-Habla de forma excesiva.

Sería adecuado consultar con los educadores del centro a dónde asiste, para asegurarnos. Si se trata de un trastorno por déficit de atención, sería adecuado emprender acciones en las áreas médica, psicológica, social y psico-pedagógica.

No hay comentarios: