25 oct. 2013

LA FAMILIA.CONCEPTO,FUNCIONES Y FINALIDADES.



Una familia es un grupo de personas unidas por un proyecto común y vital de larga duración, la cual desarrolla fuertes vínculos emocionales, afectivos y de pertenencia a ese grupo. Lo cual debería de generar un compromiso personal por parte de los miembros de ese grupo y entre ellos para que ese proyecto funcione, dando esto lugar a relaciones íntimas, recíprocas y de dependencia.

Para que haya familia no es estrictamente necesario que hayan lazos de sangre que unan a sus miembros, ya que por ejemplo los niños adoptados no tienen ese lazo con sus padres, pero el deseo de formar una familia, desde el cariño, el amor, el respeto, la ayuda, el afecto…, hacen que esos niños olviden que no son sus padres biológicos convirtiéndose a todos los efectos en sus padres.

En una familia lo principal que debe haber es amor, cariño y respeto entre sus miembros. Fomentando así los valores de la igualdad, unidad, reciprocidad, solidaridad y dando lugar a una unión de personas que se quieren, ayudan, protegen y se necesitan para que su proyecto vital vaya por buen camino y se desarrolle correctamente.


La familia es el escenario donde se construyen personas adultas, con autoestima y con sentido de sí mismo, y que desarrollan un bienestar psicológico en su vida diaria. Además, prepara a las personas para afrontar retos, asumir responsabilidades y compromisos, que orientan a los adultos a una productividad y a unos proyectos integrados en el medio social. También es un encuentro intergeneracional, donde los valores y el afecto rigen la  vida de los miembros de la familia y sirven de guía e inspiración para sus acciones. Además de ser una red de apoyo social para las diversas transiciones vitales que ha de realizar el adulto. Por todo esto, la familia es una muy buena red de apoyo personal y social, de la que destacan su eficacia y su adaptabilidad a las circunstancias.

Mariam Pascual León. Educadora Social y Pedagoga.

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy triste no tener una! Se siente como si fueras una hoja que cae de árbol y se pierde alejada por el viento. También es terrible cuando la hoja se aferra a seguir en el árbol y éste la repele contra su voluntad.

Anónimo dijo...

Estoy contigo querido "ANÓNIMO" pero la vida es como es y si no hay como cambiarlo ni modo, solo tengo para decirte que familia es DIOS, Jesús, y María,que con el Espíritu Santo son una verdadera familia y en ella estas tú, porque les interesas como hijo y creación suya... Bendito sea Dios.. Amen.