11 mar. 2013

Alumnos con Inteligencia Límite

Alumnos con Inteligencia Límite. Alumnos Borderline. La diversidad de alumnado dentro del sistema educativo actual plantea una serie de retos y necesidades que educadores, profesores y demás profesionales de la educación asumen con profesionalidad, teniendo en cuenta y dependiendo en muchas ocasiones, de los recursos tanto humanos como materiales disponibles en nuestros centros. Dentro del sistema educativo el alumnado con Inteligencia Limite o Borderline queda expuesto al desconocimiento de su discapacidad, a la escasez de materiales adaptados y a la falta de comprensión, aspectos que generan en los alumnos y en sus padres malestar y sentimiento de abandono, surgiendo interrogantes entorno al futuro académico de sus hijos, a la causa de sus limitaciones y al desconocimiento de centros específicos de ayuda. En esta situación Pedagogos y Psicólogos deben asesorar y facilitar recursos a los familiares para que pierdan el miedo a las etiquetas, a que se informen sobre la discapacidad de su hijo/a, a potenciar el nivel de independencia, y sobre todo a favorecer el contacto de la familia con centros o asociaciones que trabajen con este tipo de colectivo. Concepto de Inteligencia Límite. Según la OMS en su clasificación según el Cociente Intelectual, menciona que una persona con Inteligencia Límite posee un C.I entre el 70 y el 85, justo por debajo de la media, pero sin llegar a ser retraso mental. A modo de aclaración podemos exponer los distintos grados de limitación que existen: - C.I 70-81: Inteligencia Límite - C.I 50-69: limitación Intelectual leve o ligera. - C.I 35-49: Limitación Intelectual moderada o media. - C.I 20-34: Limitación Intelectual grave o severa. - C.I menos de 20: limitación Intelectual profunda. La conceptualización y clasificación no es una tarea fácil y aunque existen parámetros, test estandarizados y pruebas de evaluación; entre los profesionales no existe consenso en cuanto al diagnostico de la Inteligencia Límite, lo que provoca una sensación de “estar perdido” en los padres, los cuales necesitan una causa que justifique el por qué su niño/a tiene esa limitación. Una persona con Inteligencia Límite o Borderline no dispone de los recursos y habilidades personales y cognitivas necesarias para un correcto desarrollo intelectual, personal, social y laboral; quedando afectadas las destrezas básicas para la vida diaria, su autonomía personal, su nivel de independencia, sus destrezas de comunicación, y sus habilidades sociales. Por lo general una persona con Inteligencia Límite, no tiene rasgos físicos que evidencien que dicho sujeto es una persona con Discapacidad Intelectual. Alumnado con Limitación Intelectual o Borderline. Por lo general el alumnado con Limitación Intelectual experimenta situaciones de acoso escolar siendo el centro de comentarios y de abandono por parte de compañeros. Este tipo de alumnado no llega a integrarse dentro del grupo por falta de intereses comunes y de habilidades sociales que permitan una correcta integración en espacios como el recreo o en los juegos de grupo. El alumnado con Discapacidad Intelectual o Borderline, posee una serie de características que pueden varían según el tipo de persona: estas características son: -Físicamente no muestran rasgos físicos de su discapacidad, la cual se vislumbra en situaciones como una conversación. - Por su aparente normalidad se sitúa en uno de los colectivos con mayor riesgo social. - Suelen tener dificultades en la lectura y escritura a nivel comprensivo. - Aprenden despacio siendo necesario adaptaciones y apoyos específicos. - Tiene dificultad para las relaciones personales, se pierden entre lo que el grupo plantea, no comparte los intereses que el resto del grupo posee. - Poseen facilidad para gastar dinero, no se controlan, por ejemplo en el consumo de saldo del móvil, no manejan las cantidades de dinero. - Actúan sin previsión de las consecuencias. - Son manipulables, de dejan llevar, les cuesta decir que no. - Inestabilidad sentimental, lo que hoy adoran mañana lo odian. - Se aíslan socialmente debido a la dificultad para mantener relaciones. No suelen quedar con amigos después del colegio. - Suenen mentir para aparentar que no les pasa nada. Alumnos Borderline escolarizados. Este tipo de alumnado en su mayoría no tiene problemas para superar la Educación Infantil y pasar a la Educación Primaria, recurriendo claro está a adaptaciones y apoyos pertinentes. En la Educación Primaria ya se pueden observan señales que nos hacen predecir que el alumno o alumna carece de la estructura mental necesaria para alcanzar los objetivos curriculares de esta etapa educativa (no hay que confundir con ser una persona vaga). La mayoría supera esta etapa; eso sí, con diferentes ayudas y apoyos, siendo necesario el asesoramiento a la familia y a educadores sobre ciertas pautas que ayuden a conseguir que el alumno/a supere con éxito esta etapa educativa. El alumnado con Limitación Intelectual o Borderline tiene dificultades para seguir las instrucciones del profesor y para comprender los conceptos y ejercicios de los libros de texto. En la Educación Secundaria 12-16 años, en la cual se accede del colegio al instituto supone un cambio importante para todos los/as alumnos/as. Para alumnos/as con Limitación Intelectual tampoco es fácil ya que encuentran en la Educación Secundaria su mayor obstáculo. Encuentran dificultad para seguir el ritmo de trabajo de los compañeros y de la clase en general, los materiales no están adaptados y no suelen entender conceptos que requieran un nivel de abstracción, de deducción o de pensamiento crítico tan importantes en esta etapa educativa. Este es un momento crucial en el que las familias empiezan a ser conscientes de que algo pasa con su hijo/a, comienzan a dedicarle más tiempo en casa para hacer los deberes y recurren a profesores particulares. La persona con Inteligencia Límite se frustra porque no comprende dichos contenidos y debido a estas circunstancias no suelen superar la Educación Secundaria. Algunos profesionales y con el deseo de la familia optan por mantener al joven dentro de algún curso de la ESO. Otra opción de salida formativa son los llamados PCPI Programa de Cualificación Profesional Inicial, dirigidos a alumnado de Necesidades Educativas Especiales. El número de Alumnos/as por grupo dependerá del tipo de discapacidad o trastorno: •Discapacidad intelectual: máximo 8 •Trastornos graves del desarrollo: máximo 5 •Trastornos graves de conducta: máximo 5 •Alumnado con pluridiscapacidad: máximo 6. Los recursos sociales que apoyan a las personas con Inteligencia Límite o Borderline son escasos en nuestra comunidad autónoma, si bien es cierto que existen muchas asociaciones de Discapacitados Intelectuales, en las que muchos de los jóvenes Borderline encuentran su lugar. La mayoría abandonan el sistema educativo quedando alejados del proceso de socialización, sin intereses ni aspiraciones que les motiven a hacer algo. Para evitar esta situación, profesionales y familiares de asociaciones y ONGs, trabajan para sensibilizar a la sociedad sobre esta Discapacidad. Bibliografía. Ortega Escandell. E. Prevención del Síndrome Borderline. Diciembre de 2007. Federación Andaluza Borderline. Consejería de Salud. Asociación Borderline de Granada. 2008. Tu implicación Hoy Su futuro mañana. Guía para educadores y profesores.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi madre tubo un parto paro difícil y yo me asfixie, los médicos le dijeron a mi madre que tendría un leve daño cerebral y desde entonces, toda mi niñez siempre me han rechazado, durante la primaria me trataban como retrasada mental, nadie ni siquiera se me quería acercar, al finalizar la primaria entre en la secundaria en un colegio donde me fue bastante mal, y me cambié al colegio femenino espejo, en donde lo profesores eran muy estrictos y exigentes, me producía un terror bárbaro y estudiaba como loca así transcurrí 5 años, me gradué y finalmente salí del colegio, entonces empezaron a acentuarse mis problemas, entré la universidad católica en la facultad de medicina, en la primera clase que tuve de química, la profesora empezó con un tema que no sabía y me salí a caminar por la calles del sur sin rumbo ni dirección a caminar despechada y decepcionada , después de eso me retiré y volví a intentar en el semestre siguiente economía, el profesor de algebra lineal empezó muy rápido y me perdí del tema, también fracasé, me salí y en siguiente semestre que volví a intentar la misma carrera, le oí decir a la profesora de contabilidad dijo "ahí viene la de problemas sicológicos de nuevo" de solo oír eso me vote de ahí, después de eso, salí a la universidad central a la misma carrera de economía y entonces tuve un horario que no me dejaba ni comer, poco a poco empecé a desvanecerme, y también fracasé, después, volví de nuevo a la universidad católica a ingeniería civil pero de nuevo fracasé y me salí, entre en la universidad salesiana en el girón 'a biotecnología, el profesor de química tomo una prueba de diagnóstico, y con eso fui suficiente para salirme, en le semestre siguiente volví a l misma universidad a la misma carrera , me fue mal en le examen de matemáticas del primer hemiciclo y me puse a hablar con los sicólogos de ahí y me hicieron un escandaloso, al punto de impedirme volver, después me fui a la UDLA a seguir la misma carrera de biotecnología y de nuevo fracasé, dio una prueba para ingresar en Ing. química de la central y me fue mal, después de eso mi mamá desesperada me puso en la Kennedy de la misma salesiana, yo sabía que ya había estado por diferentes lugares, me resigné y entré a eléctrica, donde estoy ahora, me ha ido de mal en peor cada vez tengo notas más bajas, y cada vez entiendo menos, en los últimos exámenes tengo notas de 12 y 13 sobre 20, y me siento pero que antes, a veces me preguntó porque me va tan mal, y no he podido tener éxito hasta ahora en nada ¿Qué piensa usted?

gabrielasanchezba@hotmail.com

Anónimo dijo...

La discapacidad intelectual y boderline es algo que marca de por vida.
Aunque no me creo que no se pueda superar incluso en la edad adulta.
Por cierto yo creo que a parte de lo que tiene pueda tener quizas la autoestima baja igual que me pasa muchas veces a mi.
De todas maneras deberias buscar algo que realmente le gustara hacer,tambien cosas como hobits, natación. Quizas podrias tratar en algún sitio que sepan muy bién sobre tu problema para estimularte al maximo.
Por cierto si te sirve de consuelo yo he tenido y tengo dificultades en los estudios aunque no estoy segura de tener alguna discapacidad leve o boderline, aún asi quiero seguir luchando por lo que siempre he querido y quiero hacer medicina aunque lo terminara de mas mayor no me importa.
Saludos y espero que al final tengas suerte y te superes.

Anónimo dijo...

Por cierto que madie me mal interprete cuando digo que se puede superar no me refiero a toda la discapacidad intelectual, me refiero mas bién a la leve o lo que ya es y no se incluye la boderline como se la llama muchas veces o limite.

Anónimo dijo...

Tengo 29 años y se me ha dificultado mucho los estudios desde la niñez MI PROFESORA ME DIJO QUE TENÍA UN LIGERO RETRASO MENTAL QUE SERÍA LO QUE AHORA LE LLAMAN INTELIGENCIA LÍMITE, siempre me costaba aprender más que a los otros niños de mi grado durante toda la primaria, en la secundaria se me empeoró ya que tuve que retirarme de segundo curso del colegio Eufrasia sin poderlo terminar debido a las dificultades de las materias, me pasé al colegio Espejo y ahí pude terminar la secundaria con grades dificultades y apoyo de profesores particulares. En la universidad no pude seguir el ritmo académico y estaba de una a otra, hasta que a los 21 años llegué a la carrera de Ingeniería eléctrica en el campus Kennedy de la universidad Politécnica Salesiana, logré aprobar el propedeútico y el primer semestre, a partir del segundo empecé a partir los semestres debido a la dificultad de las materias así avance hasta medio cuarto semestre de carrera siendo diez en total, se cerró el campus debido a problemas con senescyt y se trasladó al campus sur de la carrera con una nueva malla, desde entonces me quedé e intentado en otras universidades otras carreras y no he podido quedarme en ninguna hasta ahora, me siento muy mal, sufro mucho, me duele el alma.