19 ago. 2006

LAS LUCHAS DE PODER.

Cuando alguien ha perdido la autoridad y quiere recuperar la sensación de tener el control, se produce una lucha por el poder. Los niños suelen luchar por tener el dominio cuando no se le ofrecen alternativas o sus recursos no son los suficientes para tomar una decisión o realizar alguna tarea. Las luchas de poder traen consigo sentimientos negativos y de odio, y poner solución, se ha convertido en una meta complicada.

A edades tempranas aparece la sensación de pérdida de poder. Los padres que han experimentado esa sensación suelen transmitirla a alguno de sus hijos, al más parecido a él. Todo el mundo experimenta una frustración cuando pierde el control sobre la situación, por ello una actitud de madurez es una buena herramienta para soportar ese sentimiento de frustración, negar la pérdida o no admitirla sería contraproducente.
Cuando los padres intentan evitar situaciones con sus hijos o cuando emplean el castigo físico, están inmersos en una lucha de poder.

¿ Cómo resolverlas?

Algunas estrategias para resolver las luchas de poder, pueden ser:

- Hacer preguntas, en lugar de dar órdenes.

En lugar de decir: ¡ Ordena tu cuarto¡
Podemos decir: ¿ Vas a ordenar tu cuarto, antes o después de merendar?

Evitar conversaciones como: - ” Haz los deberes”
- “ No quiero”
- “ Te he dicho que los hagas”
- “ Te he dicho que no”
Estas conversaciones no nos llevará a nada.

- En ocasiones es mejor abandonar el lugar de la discusión e incluso reírse
- Proporcionar a los hijos diferentes opciones para elegir.

- ¿ Quieres hacerlo ahora o más tarde?


- Antes de controlar a los hijos, es conveniente controlarse así mismo.


Llegar a resolver las luchas de poder, resultará complicado, pero es una señal de un adecuado clima familiar.


Fuente: Reynold Bean. “ Cómo ser mejores padres”

No hay comentarios: