18 dic. 2014

LAS HABILIDADES COGNITIVAS EN LA EDUCACIÓN INFANTIL.



En la etapa de Educación Infantil varios son los objetivos, competencias y habilidades que los alumnos/as deben adquirir, entre ellas y de forma especial están las habilidades cognitivas, éstas juegan un papel fundamental y son la base para la adquisición posterior de conocimientos académicos y estrategias de aprendizaje. Las habilidades cognitivas son aquellas que se ponen en marcha para analizar y comprender la información recibida del entorno, cómo procesarla y cómo  estructurarla en la memoria. Desde el punto de vista cognitivo, se concibe el aprendizaje como un conjunto de procesos que tienen como objeto el procesamiento de la información.
La clasificación y/o el agrupamiento de las habilidades cognitivas difieren dependiendo de los autores y de los manuales que se han escrito sobre este tema, pero todos coinciden en que son aquellas estrategias que se llevan a cabo para que el sujeto se apropie de los contenidos que tiene a su alrededor o que les son facilitados y de los procesos que se ponen en marcha para asimilarlos.
Mencionemos de forma general algunas estrategias para la adquisición de conocimiento

1.Estrategias de ensayo: son aquellas estrategias que utilizamos para practicar la información que recibimos
2.Estrategias de elaboración: son actividades mentales que nos permiten realizar alguna construcción simbólica a partir de la información que  estamos tratando de aprender.
3. Estrategias de Organización: comprende aquellos procedimientos que utilizamos para transformar la información a una forma que sea más fácil de comprender.
La etapa de educación infantil es idónea para poner en práctica de forma gradual la autonomía en los procesos de aprendizaje, el niño/a va adquiriendo un compromiso con su aprendizaje, va dando sentido a las cosas que tiene a su alrededor y desea dominarlas, así pues debe comprender, recordar y guiarse  para conseguir el objetivo propuesto.
Imaginemos a un niño  ante un juego en el que tiene como objetivo  encajar piezas según la forma. El niño debe adaptarse al contexto en el que está (el juego nuevo), debe pensar qué  hacer y crearse una imagen mental de las formas de las piezas, debe decidir el momento de comenzar, recibe información del juego, de sus formas, de sus colores, se encontrará con intentos fallidos en los cuales debe pensar y aportar otra alternativa (otra pieza), optar por continuar el juego o decidir abandonarlo (toma de decisiones).
Dentro del contexto escolar el alumno debe ir adquiriendo un compromiso con su propio aprendizaje ya que debe:
- Explorar.
- Recordar.
- Comparar lo que ya sabe con los que se le presenta como novedoso.
- Plantearse dudas.
- Dar varias respuestas ante una situación.
- Justificar un hecho concreto.
- Defender su opinión.
- Dar argumentos.
- Evaluar.

 De esta forma la mente se va haciendo más flexible, aportando diferentes puntos de vista, se deja atrás la rigidez y la idea de que solo hay un camino para llegar a lo que deseamos. Con el paso del tiempo aprendemos a actuar en diferentes contextos y las habilidades mentales adquiridas y desarrolladas salen de forma automática y autónoma.
Para poner en práctica estos procesos mentales “el docente debe actuar como mediador y ser el vínculo entre la situación y los procesos de pensamiento que queremos que empleen los alumnos”. Gaskins,I y Elliot, T (1999
Las habilidades cognitivas cimientan en los niños y niñas una base adecuada para futuros aprendizajes, garantizando su correcto desarrollo escolar. Cuantas más capacidades se desarrollen, la autoestima de los niños y niñas aumenta, se abre el abanico de las posibilidades de resolver problemas de diferentes tipos, son más creativos y  se facilita la adquisición de valores
En ocasiones parece que los alumnos de etapas posteriores a la educación infantil dedican poco tiempo al aprendizaje autónomo y se limitan a escuchar o tomar notas, muchas de ellas dictadas por parte del profesor. Esto simplifica el proceso de aprendizaje dejando a los alumnos como un sujeto pasivo. Desarrollar las habilidades cognitivas en edades tempranas nos garantizará un aprendizaje autónomo, interesado por indagar, buscar información, comparar teorías, buscar soluciones alternativas etc.

Si nos referimos al uso de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación dentro del Sistema Educativo Actual, debemos tener claro hay que entenderlas como herramientas potencialmente facilitadoras de conocimiento y con cuya información podemos trabajar directamente como si de nuestro cerebro se tratase, ya que podemos recoger información, analizarla, comprenderla, y guardarla, para, posteriormente, poder recuperarla y utilizarla dónde, cuándo y cómo nos interese.

Bibliografía.
Gaskins, I.  Elliot, T.1999. Como enseñar estrategias cognitivas en la Escuela. Editorial Paidós.

 Bassedas, E. Comelles, TH. Solé, I. 1999. Aprender y enseñar en la Educación Infantil  Editorial GRAO.

No hay comentarios: