13 ene. 2014

LOS TEST DE INTELIGENCIA.


Un Test de Inteligencia nos aporta información sobre las capacidades y habilidades cognitivas de un sujeto. No hay que entender el test como un instrumento que sólo tiene un fin ( obtener el Coeficiente Intelectual) sino como un medio que nos aporta información extra pero muy útil sobre el sujeto, prestando atención a:
-          Comportamiento durante la pasación del test.

-          Comprensión auditiva.

-          Asimilación del mundo exterior.
Normalmente los test miden dos áreas generales:
-          La verbal.

-          La manipulativa.

Un test de Inteligencia que se usa para temas de orientación escolar, elaboración de informes, evaluación y exploraciones psicopedagógicas etc., debe contener actividades de:
-          Comprensión Verbal.

-          Razonamiento Perceptivo.

-          Memoria de Trabajo.

-          Velocidad de Procesamiento de la Información.
Los resultados no son determinantes, pero sí nos aportan información útil  para poder mejorar aspectos psicoeducativos y habilidades intelectuales del sujeto.
Este tipo de test deben complementarse con otros tipos de test, como por ejemplo los que evalúan la ansiedad, autoestima o test proyectivos, con el fin de obtener una evaluación global de sujeto.
A la hora de realizar esa evaluación global, han de tenerse en cuenta otra información de carácter multidisciplinar, así entenderemos al sujeto evaluado como sujeto único.
-          Factores ambientales.

-          Aspectos psicoeducativos.

-          Estilo de educación

-          Aspectos médicos.
Los examinadores (pedagogos, psicólogos, etc.) deben crear un clima adecuado de trabajo para que el sujeto realice el test con confianza y seguro de sí mimo.

No hay comentarios: